Como desarrollar el espíritu humano / Bosquejo

Como desarrollar el espíritu humano / Bosquejo

  • $ 6.99


Como desarrollar el espíritu humano / Bosquejo

Hemos encontrado el secreto que los sicólogos han buscado por muchos años. Es el “hombre interior”; es el espíritu recreado, y es la parte con el cual Dios trata. Muchas veces es llamado “el hombre escondido del corazón.” Esta es la parte que los sicólogos le llaman el subconsciente.
 
Nosotros necesitamos estudiar las cartas del Nuevo Testamento para conocer a Jesús y lo que Él hizo por nosotros. En los Evangelios lo vemos como el Hombre humilde de Galilea que termina su caminar terrenal en el Calvario. En las cartas o epístolas lo vemos como el Cristo resucitado, triunfante, que conquistó la muerte, el pecado y a Satanás. Él es nuestro Redentor que resucitó de entre los muertos y a pagado las demandas de Justicia en contra de la humanidad. Él hizo posible a Nueva Creación, una raza nueva de hombres y mujeres, que pueden ir ante la presencia de Dios sin sentir condenación, culpa o inferioridad.
 
Las Epístolas Paulinas son la obra de la revelación divina. En ellas revelan lo que pasó en la cruz y lo que ocurrió los tres días y tres noches hasta que Jesús fue levantado de entre los muertos. En los cuatro Evangelios, no podemos entender o comprender la gran sustitución que hizo el Señor. Tampoco podemos descubrir el ministerio de Jesús a la derecha del Padre.
 
En Juan 1:1-4, 14
v.4 En él estaba la vida y la vida era la luz era el desarrollo de los hombres.

Los cuatro Evangelios nos dan un conocimiento de Sus milagros, y de las personas que fueron tocadas por Sus milagros que sabían que estaban en la presencia de Dios. Jesús se identificaba con ellos diciendo que Él era el Hijo del Hombre. Las multitudes vieron como Él conquistaba a Satanás y sus demonios, pero como no eran nacidos de nuevo, no podían comprender que ellos en un futuro cercano también iban a poder sacar fuera demonios y sanar a los enfermos.
 
En la Revelación Paulina el Señor nos deja ver y comprender el propósito de la Encarnación. El Espíritu, a través de la Palabra hace la obra perfecta en nosotros igual que Jesús la hace hoy en día a la derecha del Padre.

COMPRAR / HAZ CLICK: